¿Cómo ser un buen estudiante de derecho?

En este post te voy a brindar los aspectos que he aprendido a través de mi experiencia y me han sido de mucha utilidad, para ser un muy buen estudiante de derecho.

Esta temática se divide en:

 


Para empezar, debes mentalizarte de que esta tarea es cuestión de compromiso, dedicación y disciplina.  Tendrás que sacrificarte un poquito cada día para obtener muy  buenos resultados.

“Debes organizar todas tus actividades del día alrededor de las clases/estudio y no al revés.” Miguel Carbonell

TIPS DE ESTUDIO PARA SER BUEN ESTUDIANTE DE DERECHO

1. Toma apuntes en clase

Las bases para empezar a aprender te las imparten en clase. Por ello es muy importante que asistas y tomes tus propias notas.

¿Cómo hacerlo?

Dependiendo de la forma en que el docente dé clase, puedes realizarlo manualmente, o con un dispositivo electrónico si te lo permiten.

Si tu profesor es muy rápido o sientes que puedes omitir algo importante, podrías grabar un audio de la clase.

CONSEJO

Toma los apuntes con títulos, no escribas todas las palabras; para ello puedes elaborar tu propia lista de glosario para que las entiendas.  Además, los códigos legales tienen sus propias siglas. En principio no es necesario que te aprendas todas, pero si las que vas usar con frecuencia.

2. Organiza tus apuntes

Las notas que tomas en clase, no son suficiente para ser un buen estudiante de derecho. Lo que va a diferenciarte de un alumno corriente, es el hecho de que repases tus anotaciones y seas ordenado.

Separa tus apuntes por materias, no lo tengas todo aglomerado. Lo único que vas a conseguir así, es tener las ideas dispersas y la sensación de que tienes mucha más información de la que realmente hay.

CONSEJO

Preferiblemente transcríbelos a mano, existen varios estudios que corroboran  que es una de las técnicas más eficaces para aprender o memorizar los conceptos.

Así mismo, puedes elaborar un resumen o esquemas de tus apuntes en general. Sí, puede parecer algo tedioso pero te garantizo buenos resultados como los siguientes:

  • 1. Estar organizado
  • 2.Llevar la materia al día te permitirá seguir un hilo de lo que te impartan.
  • 3. Estarás preparándote para el examen, y al momento de realizarlo te resultará mucho más sencillo.
  • 4 Si toman examen sorpresa, podrás afrontarlo sin problema.

3. Comprende el lenguaje jurídico

Dedica tiempo a asimilar el lenguaje que utilizan los profesores y muy pronto los compañeros. Entiende lo que estás leyendo, palabra por palabra. Si las desconoces date el tiempo de buscar en un diccionario jurídico o en Google.

Es fundamental comprender conceptos básicos como norma, fuente, derecho. También deberás  establecer diferencias entre términos que pueden generar confusión.

Para ello te invito a leer el post “Diferencias Básicas entre conceptos confusos del Derecho“. Por ejemplo entre demanda y denuncia entre otros términos,  para que tengas una mejor comprensión de los fenómenos jurídicos.

Posterior a ello, estudia con tus amigos sobre los temas tratados. Por dos motivos:

  • 1. Puede que estés omitiendo estudiar un tema, porque lo pasaste por alto o no le diste la relevancia suficiente.
  • 2  Otra razón, si estas equivocado en alguna idea, te podrán corregir a tiempo.

CONSEJO

Apunta las expresiones que usen tanto tus docentes como tus compañeros. Repásalas e inténtalas implementar en tus futuras exposiciones o cuando debas dar tu punto de vista.

Probablemente si eres principiante, el lenguaje jurídico te resulte un tanto pintoresco. Por lo mismo, el siguiente consejos pueden servirte mucho.

4. Aprender de forma activa

No te conformes con que solo el docente imparta la clase, deberás aprender por tu cuenta. La universidad es útil para brindarte el punto de partida, pero si quieres llegar lejos el resto del camino corre por tu cuenta.

Para ello las siguientes sugerencias:

Prepara el contenido de una meteria con anterioridad. Lo cual ayuda para que tu clase sea mucho más productiva y enriquecedora.

Leer doctrina: te brinda una visión más amplia de lo qué es el derecho. Los tratadistas analizan cómo la teórica se aplica con la realidad legal, exponiendo las deficiencias, inconvenientes, que nunca te habrías planteado.  Consecuentemente irás formando un criterio jurídico en base a información sólida y argumentada.

Haz prácticas con un abogado: Este es uno de los ejes claves,  si bien es cierto pueda sonar contradictorio con el presente post, una cosa es ser un buen  estudiante y otra ser un buen profesional. Aunque no son ideas contrapuestas, si las sabes combinar serás una MÁQUINA imparable. 

CONSEJO

Si no sabes a qué tratadistas debes leer sobre un tema o materia en concreto, pregúntaselo a tus profesores. La mayoría de veces te podrán ayudar.

Leer sentencias : este punto es clave para un estudiante de derecho, puesto que al revisar tanto resoluciones como sentencias, podrás palpar de qué manera se aplica todo el bagaje de conceptos teóricos en el mundo real. Por otro lado, te permitirá interiorizarlos de un mejor modo en tu aprendizaje.

Este punto es uno de los más útiles y al mismo tiempo de los más complejos de ejecutar. Es cuestión de buenos hábitos.

5. Pregunta las dudas a tus docentes

Si llevas todo al día, es probable que te surgan dudas de forma constante. Es por ello que debes aprovechar la experiencia de los profesores. Porque son pepitas de oro. Más aún si procede de maestros con una amplia experiencia en el campo profesional.

Continúa leyendo el siguiente tema complementario para ser un excelente estudiante de derecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *